10 pasos para hacer un buen CV en Irlanda

hacer curriculum irlanda

Si estás buscando trabajo, uno de los pasos principales es hacer un buen curriculum. Querrás causar buena impresión, por lo que es un paso fundamental.

Probablemente ya hayas tenido que elaborar un CV en España. Sin embargo, si tu intención es encontrar un trabajo en Irlanda, debes saber que los curriculum son diferentes.

Índice
  1. ¿Qué debes tener en cuenta al hacer tu CV para Irlanda?
    1. 1. ¿Es el puesto adecuado para ti?
    2. 2. Extensión del CV
    3. 3. La fuente del texto
    4. 4. Información de contacto que debes incluir
    5. 5. Tu Personal Profile
    6. 6. Competencias clave o Key Skills
    7. 7. Tu experiencia laboral
    8. 8. La educación
    9. 9. Aficiones e intereses
    10. 10. Las referencias
  2. Conclusión

¿Qué debes tener en cuenta al hacer tu CV para Irlanda?

Primero, es importante que tu currículum sea directo y profesional. Sé claro sobre tus habilidades, tu experiencia laboral y tus logros. Si tienes experiencia en un campo específico, asegúrate de destacarlo.

Asegúrate de que tu currículum sea breve y conciso, y no olvides incluir toda la información relevante. También es importante que esté actualizado y que los datos sean correctos.

Por último, asegúrate de usar una buena presentación y un lenguaje adecuado para el puesto al que estás postulando.

A continuación, te dejamos los 10 pasos que debes seguir para elaborar tu CV de forma adecuada y que así logres aumentar tus posibilidades de encontrar un empleo.

¿Quieres estudiar inglés en Irlanda?

✅ Trabajo con más de 15 academias en todo el país
✅ Vivo en Dublín desde hace más de 9 años
✅ He ayudado a más de 700 estudiantes

1. ¿Es el puesto adecuado para ti?

Antes de empezar a escribir tu CV, comprueba que estás solicitando un puesto adecuado. En la era digital, la mayoría de los CV se envían en línea, lo que implica una optimización de las palabras clave. En otras palabras, tu solicitud debe contener palabras relevantes para el puesto que buscas.

Si examinas el puesto y las palabras clave y las comparas con tus capacidades, cualificaciones y logros, te darás cuenta rápidamente de si encaja o no. No intentes meter con calzador en tu CV palabras clave que no encajan, ya que es una pérdida total de tiempo y esfuerzo.

2. Extensión del CV

Cuando redactes tu CV, hazlo en un documento de Word y asegúrate de que todo cabe en dos páginas; si es más largo, el encargado de recursos humanos ni siquiera lo mirará.

Asegúrate de guardarlo como archivo adjunto estándar con tu nombre como nombre de archivo; así será más fácil encontrarlo y enviarlo por correo electrónico.

3. La fuente del texto

La fuente Times New Roman en tamaño 12 es la apuesta más segura. Sin embargo, hay una gran variedad de tipos de letra fáciles de leer, como Garamond, Tahoma y Century Gothic.

Asegúrate de que los titulares y tu  nombre destaquen como el encabezamiento de un periódico; para ello puedes aumentar el tamaño de letra a 14 o 16. Cuando se trate de información importante, no dudes en poner en cursiva, subrayar o poner en negrita las secciones relevantes y utilizar viñetas cuando sea necesario.

4. Información de contacto que debes incluir

No toda la información personal es importante. Incluye tu dirección, número de teléfono, correo electrónico y redes sociales.

En cuanto al teléfono, incluye tu número móvil y considera la posibilidad de añadir un buzón de voz personal por si pierde la llamada. Puedes incluir un número de teléfono particular, pero sólo si vives con personas en las que se pueda confiar para que contesten de forma educada y tomen nota de los mensajes; es decir, ¡nada de compañeros de piso con resaca!

La dirección de correo electrónico debe sonar profesional; la mejor opción es tu nombre o una variación del mismo. Respecto a las redes sociales, cada vez son más las empresas que miran las cuentas de redes sociales de los posibles empleados que se considera que tienen posibilidades de conseguir al menos una entrevista. Si tienes fotos comprometedoras o información que preferirías que un reclutador no conociera, deshazte de ellas antes de embarcarte en la búsqueda de empleo. Si bien es cierto que una vez que algo aparece en Internet, nunca desaparece del todo, la mayoría de las empresas no se tomarán la molestia de desenterrar los trapos sucios, al menos no antes de la entrevista.

Por otro lado, hay información que no es necesario que incluyas: el estado civil, la nacionalidad, la fecha de nacimiento ni una fotografía.

5. Tu Personal Profile

El Personal Profile se incluye justo debajo de tu información de contacto. Es una forma estupenda de despertar el interés del responsable de contratación.

Debe ser un resumen breve (de 3 a 5 frases) de por qué quieres el trabajo y que ofrezca una visión general de tus aptitudes y experiencia y de cómo hacen que encajes en el puesto. Es donde tienes que venderte. Hazlo bien y el seleccionador seguirá leyendo.

Evita descripciones vagas y palabras de moda como "dinámico" y "emprendedor". En lugar de eso, empieza con una declaración específica en la que describas tu experiencia y tus especialidades.

6. Competencias clave o Key Skills

Esta es sin duda la sección más importante de tu CV. En pocas palabras, a los seleccionadores les interesa saber qué puedes ofrecer a la empresa. Por lo tanto, es necesario que muestres tus habilidades y expliques cómo influirá positivamente en la empresa en el futuro.

En el mundo de la contratación destacan tres tipos de aptitudes:

Adaptativas: Habilidades demostradas por rasgos de personalidad más que por la experiencia, lo que las hace difíciles de cuantificar.

Transferibles: Habilidades que se aprenden en un campo y que son relevantes para otro sector.

Relacionadas con el puesto: Habilidades útiles en un campo específico.

Cuando redactes tu CV, intenta centrarte en las competencias transferibles y relacionadas con el puesto de trabajo, como por ejemplo

Trabajo en equipo
Comunicación
Resolución de problemas
Flexibilidad
Habilidades técnicas
Iniciativa

7. Tu experiencia laboral

Para cada empleo que incluyas, asegúrate de añadir el nombre y la dirección del empleador anterior junto con tu cargo y las fechas de inicio y finalización. Empieza por los puestos más recientes y ve retrocediendo.

Cuando se trata de empleos anteriores que tienen un vínculo con la vacante actual, tiene sentido incluir más detalles. Por ejemplo, puedes incluir una frase sobre la empresa como "ABC Ltd. es una empresa de fabricación de calzado con sede en Dublín, 12 oficinas en todo el mundo y 1.000 empleados".

Cuando describas tus funciones anteriores, céntrate en las que sean relevantes para la oferta de empleo y sé lo más específico posible. Si eras directivo, menciona a cuántos empleados supervisabas. Si tenías responsabilidades presupuestarias, indica el importe. Identifica al menos 3 logros en el puesto (relacionados con la oferta de empleo, obviamente) y describe cómo ayudaron a su anterior empleador. De nuevo, cuantifica tu éxito si es posible; por ejemplo: "Introduje un programa para aislar las tuberías del edificio que redujo en 15.000 euros al año la factura energética de la empresa".

8. La educación

Como el espacio es escaso a la hora de redactar un CV, piensa siempre detenidamente en los detalles educativos que deseas incluir. Como en el caso del historial laboral, asegúrese de que sus cualificaciones más recientes aparecen en primer lugar.

En esta sección también puedes incluir información sobre si hablas otro idioma (si procede) o si tienes cualificaciones profesionales, como una colegiación.

9. Aficiones e intereses

A algunos empleadores les gusta ver pruebas de que los candidatos tienen una vida social fuera del trabajo pero, en muchos casos, no hay razón real para entrar en muchos detalles aquí.

Como en todo el CV, incluye sólo la información relevante para el puesto . Si bien es probable que la observación de aves  no te ayude a conseguir el trabajo, la experiencia de voluntariado y las obras de caridad pueden resultar útiles.

10. Las referencias

Añade una línea que diga "referencias disponibles previa solicitud". No es necesario incluirlas en el CV. Si la empresa pide específicamente referencias, inclúyalas en una hoja aparte.

Conclusión

Estos son los pasos que debes seguir para elabora un currículum adecuado para encontrar empleo en Irlanda. Como habrás visto, tiene muchas similitudes con un CV en España, pero también otras muchas diferencias.

Por eso, es importante que sigas estos pasos y te pongas en el lugar de la empresa contratadora. Esperamos que te sea útil y que consigas encontrar empleo en Irlanda.

Subir