Contratos de trabajo en Irlanda: derechos y obligaciones

contratos trabajo irlanda

Trabajar en un país diferente significa que te serán de aplicación unas leyes y contratos de trabajo diferentes. Es el caso de Irlanda, en el que la normativa laboral y los contratos son algo diferentes a los de otros países europeos como España.

En este artículo abordaremos cómo son los contratos de trabajo en Irlanda, de forma que podamos ver algunas de las diferencias que tienen con respecto a los españoles.

Índice
  1. ¿Qué es un contrato de trabajo en Irlanda?
  2. ¿Cuándo me tienen que dar el contrato de trabajo?
  3. ¿Cuál es el contenido mínimo que debe incluir el contrato de trabajo?
  4. ¿Qué otras cosas debe contener el contrato de trabajo?
  5. ¿Qué otras obligaciones puede contener el contrato de trabajo en Irlanda?
  6. Conclusión

¿Qué es un contrato de trabajo en Irlanda?

Como sabrás, un contrato de trabajo es un acuerdo legal entre un empleador y un empleado que establece las condiciones bajo las cuales se realizará el trabajo. Establece las obligaciones y responsabilidades de las dos partes.

Legalmente, no es necesario que todo el contrato esté por escrito. Sin embargo, la ley Irlandesa establece que debes obtener una "declaración escrita de las condiciones de trabajo" o written statement of terms of employment.

La mayoría de los trabajadores en Irlanda tienen contratos indefinidos. Esto significa que el contrato continúa hasta que el empresario o el trabajador lo rescinden (por ejemplo, con un preaviso).

Otros empleados tienen contratos de duración determinada o para fines específicos, que finalizan en una fecha concreta o cuando se completa una tarea determinada.

¿Quieres estudiar inglés en Irlanda?

✅ Trabajo con más de 15 academias en todo el país
✅ Vivo en Dublín desde hace más de 9 años
✅ He ayudado a más de 700 estudiantes

¿Cuándo me tienen que dar el contrato de trabajo?

En los 5 primeros días de trabajo, el empresario debe entregarte parte de la "declaración escrita de las condiciones de trabajo". Esta declaración escrita debe incluir las principales condiciones de trabajo (por ejemplo, cómo se calcula el salario).

En el plazo de un mes desde el inicio del trabajo, la empresa debe entregarte por escrito el resto de las condiciones de trabajo (por ejemplo, el derecho a vacaciones anuales).

Si tienes que trabajar fuera de Irlanda durante al menos un mes, debes recibir una declaración por escrito de las condiciones de empleo antes de salir del país. En ella, debe figurar el país o los países en los que trabajará, la duración del trabajo, la moneda en la que se le pagará y cualquier otra prestación por trabajar en el extranjero.

¿Cuál es el contenido mínimo que debe incluir el contrato de trabajo?

Como decíamos, dentro de los 5 días siguientes al inicio de tu trabajo debes obtener por escrito las condiciones esenciales de tu trabajo. Entre ellas, se encuentran:

  • Los nombres y apellidos del empresario y del trabajador
  • La dirección del empresario
  • El lugar de trabajo o, en caso de que no exista un lugar de trabajo fijo o principal, una declaración en la que se indique que existen varios lugares o que el trabajador es libre de fijar su propio lugar de trabajo o de trabajar en varios lugares.
  • La fecha de inicio de la relación laboral
  • El cargo, el grado o la naturaleza del trabajo (por ejemplo, una breve descripción del puesto).
  • La duración prevista del contrato (si es temporal o de duración determinada)
  • El tipo o método de cálculo del salario y el "periodo de referencia" (por ejemplo, si se paga semanal, quincenal o mensualmente).
  • Cuál es la duración normal de la jornada laboral y de la semana (por ejemplo, 8 horas al día, 5 días a la semana).
  • La duración y las condiciones del periodo de prueba (si existe).
  • Las condiciones relativas al horario de trabajo, incluidas las horas extraordinarias.

¿Qué otras cosas debe contener el contrato de trabajo?

En el plazo de un mes desde que empieces a trabajar, debes obtener una declaración por escrito con el resto de condiciones de empleo. Esto incluye:

  • Los intervalos de pago (por ejemplo, semanal o mensual).
  • Vacaciones pagadas, incluidas las vacaciones anuales y los días festivos.
  • Indemnización por enfermedad
  • Pensiones y planes de pensiones
  • Periodo de preaviso que debe dar el empresario o el trabajador
  • Detalles de cualquier convenio colectivo que pueda afectar a sus condiciones de empleo.
  • Cualquier formación que deba impartir el empresario
  • En el caso de los contratos temporales, la identidad de la persona o empresa que contrata al trabajador a través de una empresa de trabajo temporal.
  • Si el ritmo de trabajo es imprevisible en su totalidad o en su mayor parte, información sobre el número de horas garantizadas, las horas y los días que se le puede pedir que trabaje y el preaviso mínimo de una asignación de trabajo.
  • La identidad del organismo receptor de las cotizaciones a la seguridad social y cualquier protección relativa a su régimen de seguridad social.

¿Qué otras obligaciones puede contener el contrato de trabajo en Irlanda?

Además de las condiciones que figuran en la "declaración escrita de las condiciones de empleo", tu contrato podría incluir otras previsiones.

Por ejemplo, el empresario debe firmar la declaración, pero no es obligatorio que tú lo hagas, aunque podrías. La empresa debe conservar una copia de la declaración escrita durante toda la relación laboral y, como mínimo, un año después de su finalización.

Las empresas deben disponer de procedimientos disciplinarios y de reclamación por escrito. El empresario debe entregarte una copia de estos procedimientos al inicio de la relación laboral.

En un plazo de 28 días a partir del inicio de la relación laboral, la empresa también debe informarte por escrito de los procedimientos que deben seguirse para despedirte.

Algunas empresas incluyen disposiciones específicas en sus contratos de trabajo. Por ejemplo, pueden limitar tu capacidad para trabajar en un determinado sector, o con determinados proveedores o clientes de un antiguo empresario, durante un determinado periodo de tiempo.

Sin embargo, no puede prohibirte trabajar en otro empleo ni sancionarte por ello. Esto es así como norma general, pero hay excepciones: podría hacerlo si esa prohibición es proporcionada y se fundamenta en razones objetivas. Entre otras razones, podría ser por motivos de seguridad o salud, por proteger la confidencialidad de la empresa o por evitar un conflicto de intereses.

En caso de que se aplique alguna de esas restricciones, tienen que estar previstas en el contrato de trabajo o en una declaración por escrito.

Tu contrato de trabajo también podría incluir un período de prueba. No puede ser de más de 6 meses, salvo que concurran causas excepcionales. En ese caso, puede prorrogarse otros 6 meses más.

Conclusión

Si estás pensando en trabajar en Irlanda, es importante que conozcas las diferencias entre los contratos de trabajo en España y en Irlanda.

Las leyes laborales en Irlanda pueden ser diferentes a las de otros países, y es importante que comprendas los términos y condiciones de tu contrato de trabajo antes de firmarlo. Si tienes dudas sobre algún aspecto de tu contrato de trabajo, no dudes en pedir asesoramiento legal o buscar información adicional.

Subir